El caso del colectivero de la línea 307

¿Qué pasa con los violadores luego de ser condenado? Alberto “Coqui” Lucero fue condenado por haber abusado sexualmente de sus dos hijastras de 5 años. En 2014 fue a juicio y el Tribunal Oral Criminal N°4 lo sentenció a 13 años de prisión por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia preexistente y abuso sexual gravemente ultrajante en concurso real”. A fines del 2014 la defensa apeló y la sentencia quedó en 11 años. El año pasado el Juez de la causa le concedió salidas transitorias y hace 2 meses familiares de las víctimas lo vieron caminando por la calle.

¿Qué pasa con la Justicia Argentina?

Compartir